Siempre que un visitante llega por primera vez a tu blog (o web) dispones de pocos segundos para animarle a que se quede o que se vaya raudo como un meteorito.

Leer más