La pregunta que tantos debates suscita siempre. Pues hoy me animo a tratar de contestarla desde mi punto de vista.

Entiendo que una persona que se dedica sólo al diseño de la parte visual de los sitios web, que conoce perfectamente qué se puede hacer y qué no, y le va bien, quizá no tenga esa necesidad.

Eso está bien, nadie te obliga a saber escribir código y no tienes por qué si no quieres. Pero también es verdad que podrías hacerlo, hoy en día tienes a tu alcance numerosos recursos gratuitos y en un principio su aprendizaje no debería intimidarte. Tener un conocimiento más amplio de tu área de trabajo no puede más que enriquecerte como profesional y por qué no, podría acabar por determinar el futuro de tu carrera.

Y esto no sólo es aplicable en lo referente a la programación web. Yo, por ejemplo, opté por tratar de ampliar mis conocimientos en temas como marketing, o SEO y no creo que esto haya hecho otra cosa que ayudarme a completar mis proyectos de manera más efectiva.

A veces no te queda otra

Por otra parte tenemos el estado actual de la industria, y al que en ocasiones no queda más remedio que adaptarse.

Si estás intentando entrar en el mercado laboral como diseñador web (o incluso gráfico), habrás observado cómo en las ofertas de trabajo se tiende a atribuir los conocimientos de HTML/CSS con mucha más frecuencia al perfil de diseñador que al de programador. Esto tiene su lógica, pues no son realmente lenguajes de programación, aunque a los ojos de un diseñador lo pueda parecer. Sin embargo, cada vez es más habitual ver otro tipo de lenguajes más complejos atribuírselos también.

Dejando a un lado el aspecto de las oportunidades laborales, diría que un diseñador necesita conocer cómo funciona la parte de programación incluso cuando no vaya a ser él quien lo escriba, para así tener una visión de conjunto del producto que está diseñando.

“Creo que todo el mundo debería aprender a programar, ya que ello te enseña a pensar”.Steve Jobs

En mi caso, antes que los conocimientos de diseño, fueron los de lenguaje de marcado (HTML) los que primero adquirí, seguido de algún otro. La verdad es que no sé si podría imaginarme diseñando interfaces visuales sin ningún tipo de conocimiento de lenguaje informático.

Si tuviera que destacar algunas ventajas de tener conocimientos básicos de programación serían las siguientes:

  • Si eres diseñador freelance podrás ahorrarte la contratación de algunos servicios externos e incluso incluirlos en los que tú ofreces.
  • Si tu cliente tiene preguntas en relación a la funcionalidad del sitio podrás responderle tú directamente.
  • Enriquecerás tu proceso creativo sabiendo qué cosas pueden hacerse para así incorporarlas a tu diseño.
  • Podrás asegurarte de que tu diseño se ha programado tal y como tú habías planeado.
  • Durante el proceso de maquetación y de programación podrán surgirte ideas de mejora que podrás ir implementando.
  • Si trabajas junto a un equipo de programadores serás capaz de entenderte mejor con ellos.
  • Si estás tratando de modificar o añadir elementos a un sitio ya existente, por ejemplo una plantilla de WordPress, los conocimientos en HTML/CSS serán fundamentales.
  • Marcarás la diferencia en una compañía con un equipo de trabajo pequeño si sabes hacer ambas cosas.

Sin embargo, creo que la posibilidad de introducirte en profundidad en los lenguajes de programación variará en función de lo mucho que te guste sumergirte en el código.

En definitiva, son numerosas las ventajas que te aportaría y desde luego no te arrepentirás, pero dependerá de cada uno acabar tomando una decisión u otra según las circunstancias que le rodeen. Sin ir más lejos, hace unos días, un compañero diseñador me pidió consejo sobre cómo y por dónde empezar a aprender código. En su caso tras muchos años ha decidido dar el paso para tratar así de abrirse nuevos caminos en el mundo laboral. Esto ocurre porque cada vez resulta más complicado distinguir la línea de separación que hay entre un diseñador gráfico y uno web.

¿Preparado para dar tus primeros pasos?

Si al igual que mi amigo has tomado la decisión de descubrir qué narices se esconde tras la parte visual de una web, estate atento al blog. La semana que viene publicaré el primero de una serie de posts dedicados a la enseñanza de HTML y CSS para principiantes. ¡Nos vemos!

¡No te pierdas ni un solo post!

100% libre de spam