Sacar tiempo para escribir en un blog podría considerarse como el reto más complicado al que debe enfrentarse todo blogger. En realidad, no sólo para escribir, sino también para dedicar al resto de tareas que ello conlleva, como responder e-mails, comentarios, mantener activas las redes sociales, etc.

Y por si fuera poco, de las 24 horas que disponemos al día, también necesitamos unas cuantas para otras cosas como el trabajo, la vida social, las aficiones, las tareas del hogar, dormir y de paso también para vivir un poco y disfrutar.

Sin embargo, por muy imposible que pueda parecer, sacar tiempo para un blog es posible con una buena organización y algo de práctica a tus espaldas.

Y si no es así, quizás ocurra que el blog no sea tu principal prioridad.

No te preocupes si te reconoces en esa situación. Puedes cambiarla. Para ello vamos a ver algunos consejos que te ayuden a manejar mejor el tiempo, y a aumentar tu productividad.

Madruga un poquito más

Si tienes un trabajo a jornada completa, lo más aconsejable es que te levantes una hora antes y aproveches la tranquilidad de la mañana para escribir. Si haces de ello un hábito y creas una rutina, dejará de suponerte un gran esfuerzo, del mismo modo que mucha gente se acostumbra a salir a correr bien tempranito.

Si por el contrario eres de los que prefiere escribir en la noche, acuéstate una hora más tarde para poder dedicarla a escribir.

En caso de que dediques mucho tiempo a ver la televisión o a jugar a videojuegos, puedes restar también una horilla de esas actividades y dedicarla a tu blog.

Establece un buen espacio de trabajo

Ya sabes, escribe en un lugar tranquilo de la casa y mantenlo ordenado así como libre de distracciones.

escritorio-ordenado-imac

Si tienes que despejar una mesa llena de trastos cada vez que quieras ponerte a escribir, lo más probable es que te flojee la motivación y acabes por no ponerte manos a la obra.

No tienes por qué escribir del tirón

Si tienes tiempo y estás muy inspirado, adelante. Si no es así no te preocupes, no es obligatorio escribir del tirón. Es preferible que avances con otras cosas a estar delante de la pantalla totalmente bloqueado.

De hecho, si puedes aprovechar cualquier ratito disponible para avanzar en tu artículo es mejor que te acostumbres a escribir a ratos. Por ejemplo, si vas en el tren o en el autobús al trabajo lo mismo puedes aprovechar el trayecto para escribir una parte. Y lo mismo con el tiempo que te pueda sobrar del descanso de la comida.

Colecciona ideas

Una buena forma de ahorrar tiempo y además evitar quedarte en blanco es ir apuntando todas las ideas que te surjan para futuros artículos. Escríbelas en un cuaderno o un archivo de texto en tu ordenador, donde prefieras (yo las tengo en un papel colgadas en un corcho).

ideas-corcho-pared

Teniendo esta lista llena de ideas, cuando toque escribir podrás elegir la que más te motive en ese momento en vez de verte forzado a tirar de lo primero que se te ocurra.

Prueba a escribir deprisa

Haríamos esto para no dar al cerebro la oportunidad de dudar. Abre un documento en blanco y empieza a escribir de manera rápida. No te preocupes por las faltas de ortografía, simplemente escribe sin pensar mucho y deja que fluyan todas las ideas. De hecho, no tienes por qué escribir en un orden lógico.

Luego tendrás tiempo de modificar, añadir y hacer correcciones.

Cuando hago esto, obtengo una buena cantidad de texto valioso para mi artículo en muy pocos minutos.

Escribe entradas más cortas

No tienes por qué escribir siempre posts larguísimos. De hecho, la gente muchas veces tampoco dispone de tiempo y también le gusta leer artículos cortos.

Tampoco trates de publicar todos los días. Si el tiempo escasea hazlo solo un par de veces a la semana, lo cual es suficiente.

Publica posts de invitados

Puede que suene un poco raro eso de dejar que alguien ajeno publique en tu querido blog, lo sé. Sin embargo, es una práctica muy común entre autores cuyos blogs han crecido mucho y necesitan mantener un cierto ritmo de publicación.

También es muy útil cuando estás pasando por un periodo particular en el que escasea mucho el tiempo (como por ejemplo, una mudanza).

Para ello encuentra a alguien que tenga una audiencia similar a la tuya y pueda estar interesado en escribirte algo. El beneficio de esto es recíproco puesto que esa persona gana visibilidad y tu obtienes un post.

Realiza una entrevista

Esta es otra buena forma de colaboración entre bloggers.

Pregúntale a alguien a quien admires, generalmente de tu nicho, o a alguien que pueda aportar valor en tu blog con su historia, si no le importaría que le entrevistases.

Puedes enviarle tus preguntas para que te las devuelva contestadas, o puedes hacer una entrevista en vídeo.

Generalmente es un formato de entrada que suele gustar a los lectores, normalmente lleva menos tiempo de preparar, y como en el caso anterior, el beneficio también es recíproco.

Di no a las distracciones

Cuando estés dedicando tiempo a la creación de contenidos no hagas caso de todo lo demás. No es el momento de mirar el correo, las redes sociales o las estadísticas de tu blog.

distracciones-movil-smartphone

Olvídate, es caca.

Pon tu móvil en silencio y céntrate en escribir.

Parece una tontería, pero ahorrarás mucho tiempo.

No pierdas el tiempo y pasa a la acción

Suele ocurrir que dedicamos más tiempo de la cuenta a leer otros blogs o libros. Y mientras que aprendemos y planeamos nuestra estrategia no avanzamos con lo que realmente importa, que es pasar a la acción. Cuando te quieres dar cuenta te has convertido en un consumidor de contenido en lugar de un creador.

Puedes ir implementando los conocimientos que hayas adquirido leyendo, pero hazlo mientras generas contenidos, ya que al fin y al cabo es tu prioridad y a lo que más tiempo debes dedicar.


Verás que aprovechando algunos huecos libres que tengas y siguiendo estos consejos, serás capaz de mantener tu blog actualizado.

Si tienes alguna idea más que te ayude a sacar tiempo para tu blog, no dudes en compartirla en los comentarios :)